¿Qué implicaciones tiene en el mundo la derogación del aborto en EE. UU.?

La medida se ha convertido en el centro de discusión del Senado de Estados Unidos.

¿Qué implicaciones tiene en el mundo la derogación del aborto en EE. UU.?

La medida se ha convertido en el centro de discusión del Senado de Estados Unidos.

Resultado de una movilización mundial de grupos feministas en los años 1960, el fallo «Roe contra Wade» obligó a todo Estados Unidos a legalizar el aborto. Su posible derogación sería un «símbolo» que «reforzaría los movimientos antiaborto» en el mundo, según advierten varias investigadoras.

(Lea: El Salvador: 30 años de cárcel para mujer que sufrió aborto involuntario)

El 22 de enero de 1973, la Corte Suprema de Estados Unidos decidió en su fallo histórico «Roe contra Wade» que el derecho al respeto de la vida privada garantizado por la Constitución se aplicaba al aborto. Con esa decisión, la interrupción voluntaria del embarazo quedó legalizada en todos los estados del país.

(Le interesa: Aborto en Estados Unidos: Senado votará proyecto para protegerlo)

Pero un borrador de una sentencia de la Corte Suprema, revelado la semana pasada por el medio Politico, considera que no hay nada en la Constitución que proteja el derecho al aborto.

«Ver un país tan predominante como Estados Unidos volver atrás sobre este derecho tendría un peso simbólico fuerte, daría una dinámica importante a los movimientos antiaborto en todo el mundo. El discurso será: si Estados Unidos no apoya más este derecho, ¿por qué lo apoyamos?», afirma a la AFP Andréanne Bissonnette, investigadora de la Universidad de Québec en Montreal.

El derecho al aborto se ha expandido recientemente en países con una influencia importante de la Iglesia católica: Irlanda en 2018, Argentina en 2020, México en 2021 y Colombia este año.

Si la actitud frente al aborto cambia a nivel federal en Estados Unidos, esto «podría dar legitimidad a movimientos contra el aborto y a sus reivindicaciones en ciertos países», reitera Véronique Pronovost, que hace el doctorado en la Universidad de Québec en Montreal.

«Proyectos de ley que proponen ‘enmarcar’ la ley del aborto añadiendo limitaciones al acceso a los servicios (obligación parental para las menores, prohibición de interrumpir el embarazo en el tercer trimestre…) podrían a partir de ahora ser considerados como aceptables, incluso aconsejables», advierte a la AFP.

El Supremo de Estados Unidos estudia ilegalizar el aborto. De aprobarse sería el legado de Donald Trump contra las mujeres. Una obsesión de la derecha que se creen dueños y señores de nuestros cuerpos. Ojo, con lo que pueda pasar aquí.

— rosa villacastin (@RosaVillacastin)

May 3, 2022

Alta complejidad

Otros estados piden a las mujeres mirar una ecografía para ver el feto, aplican procesos que hacen muy complejo el acceso al IVE […] Ya de por sí es complicado en varios estados.

«El mayor riesgo es que la posición ‘proelección’ (acceso libre y gratuito al aborto) quede marginada y que a partir de ahora sea considerada como ‘extremista’, igual que la prohibición pura y simple del derecho al aborto», insiste la socióloga.

La historiadora Bibia Pavard, de la universidad francesa Panthéon-Assas, recuerda que «muchos estados estadounidenses ya impiden beneficiarse de un derecho total al aborto: Texas prohíbe los abortos cuando el corazón del feto ya se oye, es decir a las seis semanas, mientras que en otras partes está autorizado mientras el feto no es viable fuera del útero, es decir 24 semanas».

El movimiento «provida», influyente en Estados Unidos desde el fallo «Roe contra Wade», es un «modelo» para la movilización antiaborto en todo el mundo, según Bibia Pavard. Como fue el caso para las movilizaciones «proelección» en los años 60, hay «un circulación intensa de argumentos, de personas», según la historiadora.

Según ella, en Francia, por ejemplo, los movimientos antiaborto están renovando, gracias a una nueva generación que ha transformado las formas de comunicar, utilizando sobre todo las redes sociales.

Para estos grupos sería «un símbolo de éxito, ya que mostraría que es posible deshacer una ley que parecía garantizada».

Altos costos económicos en Estados Unidos

Creo que eliminar el derecho de las mujeres a tomar decisiones sobre cuándo y si quieren tener hijos tendría efectos muy dañinos en la economía y haría retroceder a las mujeres décadas.

Anular el derecho de las mujeres estadounidenses a abortar tendría altos costos económicos, reduciría sus ingresos y empujaría a más niños a la pobreza, dijo el martes la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen.

El acceso a la atención médica, incluido el aborto, «ayudó a aumentar la participación en la fuerza laboral. Permitió que muchas mujeres terminaran la escuela. Eso aumentó su potencial de ingresos. Permitió a las mujeres planificar y equilibrar sus familias», alegó.

Yellen dijo que la medida tendría efectos duraderos en los niños, especialmente en los nacidos de mujeres de bajos ingresos, que tendrían más probabilidades de «crecer en la pobreza y empeorar» su situación.

Algunos magistrados alegaron que no era una resolución definitiva y que seguía a evaluación.

El alto tribunal está dominado por conservadores colocados especialmente durante el anterior gobierno del republicano Donald Trump (2017-2021).

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de EFE y AFP

Más noticias del mundo

– Ecuador: el entramado que detonó en la masacre carcelaria del lunes
– Pasajero inexperto aterrizó avión luego de que piloto quedara inconsciente
– Venezuela: ¿qué hay detrás del rediseño de sus símbolos patrios?

Deja una respuesta