Así es Denis Shapovalov, el pirómano que buscará desquiciar a Rafa Nadal en Roma

De todos los partidos que disputó Rafa Nadal en 2021, uno de los más complejos fue el de octavos de final del Masters 1000 de Roma contra el mismo rival con el que se las verá en este 2022: Denis Shapovalov. Lo admitía el manacorense: sudó, y mucho, para ganarle hace un año.
«El año pasado tuve mucha suerte, me tuvo en sus manos. Fue casi un milagro», reconocía Nadal sobre aquel duelo, en el que tuvo que levantar dos bolas de partido para darle la vuelta al marcador.
A sus 23 años, el número 16 del mundo es un auténtico rebelde. Zurdo y con un revés letal a una mano, tanto en su juego como en su manera de afrontar el tenis es único. No hay que remontarse mucho: en el primer partido del torneo de Roma contra Lorenzo Sonego se jugó la exclusión tras una fea discusión con el juez de silla.
No se muerde la lengua, ni mucho menos. En un durísimo partido en el Open de Australia contra el propio Nadal (que acabó con otra remontada del español) se enfrentó al polémico Carlos Bernardes, ‘enemigo’ de medio circuito, le acusó de corrupto y llegó a decir que el español recibía trato de favor en todos los partidos.
El volcánico carácter de Shapovalov es un serio problema para él desde los inicios de su carrera. Con apenas 18 años y prácticamente cuando apenas se le conocía, provocó la eliminación de Canadá de la Copa Davis tras darle un pelotazo en un ojo a un juez de silla.
Nadal y Shapovalov se han enfrentado hasta el momento en cinco ocasiones, con un balance de cuatro victorias para el español y una para el canadiense, en la pista dura de Montreal en 2017. Pero lo ocurrido en Melbourne hace unos meses aún le duele. Shapovalov llega caliente a este duelo y Nadal está en un momento crítico por su lesión. Tendrá que demostrar su mayor nivel de concentración si no quiere caer en la trampa que le va a presentar su rival.

Así es Denis Shapovalov, el pirómano que buscará desquiciar a Rafa Nadal en Roma

De todos los partidos que disputó Rafa Nadal en 2021, uno de los más complejos fue el de octavos de final del Masters 1000 de Roma contra el mismo rival con el que se las verá en este 2022: Denis Shapovalov. Lo admitía el manacorense: sudó, y mucho, para ganarle hace un año. "El año pasado tuve mucha suerte, me tuvo en sus manos. Fue casi un milagro", reconocía Nadal sobre aquel duelo, en el que tuvo que levantar dos bolas de partido para darle la vuelta al marcador. A sus 23 años, el número 16 del mundo es un auténtico rebelde. Zurdo y con un revés letal a una mano, tanto en su juego como en su manera de afrontar el tenis es único. No hay que remontarse mucho: en el primer partido del torneo de Roma contra Lorenzo Sonego se jugó la exclusión tras una fea discusión con el juez de silla. No se muerde la lengua, ni mucho menos. En un durísimo partido en el Open de Australia contra el propio Nadal (que acabó con otra remontada del español) se enfrentó al polémico Carlos Bernardes, 'enemigo' de medio circuito, le acusó de corrupto y llegó a decir que el español recibía trato de favor en todos los partidos. El volcánico carácter de Shapovalov es un serio problema para él desde los inicios de su carrera. Con apenas 18 años y prácticamente cuando apenas se le conocía, provocó la eliminación de Canadá de la Copa Davis tras darle un pelotazo en un ojo a un juez de silla. Nadal y Shapovalov se han enfrentado hasta el momento en cinco ocasiones, con un balance de cuatro victorias para el español y una para el canadiense, en la pista dura de Montreal en 2017. Pero lo ocurrido en Melbourne hace unos meses aún le duele. Shapovalov llega caliente a este duelo y Nadal está en un momento crítico por su lesión. Tendrá que demostrar su mayor nivel de concentración si no quiere caer en la trampa que le va a presentar su rival.

De todos los partidos que disputó Rafa Nadal en 2021, uno de los más complejos fue el de octavos de final del Masters 1000 de Roma contra el mismo rival con el que se las verá en este 2022: Denis Shapovalov. Lo admitía el manacorense: sudó, y mucho, para ganarle hace un año.

«El año pasado tuve mucha suerte, me tuvo en sus manos. Fue casi un milagro», reconocía Nadal sobre aquel duelo, en el que tuvo que levantar dos bolas de partido para darle la vuelta al marcador.

A sus 23 años, el número 16 del mundo es un auténtico rebelde. Zurdo y con un revés letal a una mano, tanto en su juego como en su manera de afrontar el tenis es único. No hay que remontarse mucho: en el primer partido del torneo de Roma contra Lorenzo Sonego se jugó la exclusión tras una fea discusión con el juez de silla.

No se muerde la lengua, ni mucho menos. En un durísimo partido en el Open de Australia contra el propio Nadal (que acabó con otra remontada del español) se enfrentó al polémico Carlos Bernardes, ‘enemigo’ de medio circuito, le acusó de corrupto y llegó a decir que el español recibía trato de favor en todos los partidos.

El volcánico carácter de Shapovalov es un serio problema para él desde los inicios de su carrera. Con apenas 18 años y prácticamente cuando apenas se le conocía, provocó la eliminación de Canadá de la Copa Davis tras darle un pelotazo en un ojo a un juez de silla.

Nadal y Shapovalov se han enfrentado hasta el momento en cinco ocasiones, con un balance de cuatro victorias para el español y una para el canadiense, en la pista dura de Montreal en 2017. Pero lo ocurrido en Melbourne hace unos meses aún le duele. Shapovalov llega caliente a este duelo y Nadal está en un momento crítico por su lesión. Tendrá que demostrar su mayor nivel de concentración si no quiere caer en la trampa que le va a presentar su rival.

Deja una respuesta