¿A qué se expone Boris Jhonson al suspender el protocolo norirlandés?

Varios sectores en Reino Unido insisten que el ‘premier’ se podría enfrentar a una rebelión.

¿A qué se expone Boris Jhonson al suspender el protocolo norirlandés?

Varios sectores en Reino Unido insisten que el 'premier' se podría enfrentar a una rebelión.

Destacados miembros del Partido Conservador del Reino Unido han advertido al primer ministro británico, Boris Johnson, que puede enfrentarse a una rebelión en el Parlamento si decide tramitar una ley para suspender de formar unilateral el Protocolo para Irlanda del Norte que acordó con la Unión Europea (UE).

(Lea: ‘Partygate’ y el costo de vida castigan a Jhonson en elecciones locales)

«Hay muchos colegas que no apoyarán esto. No podemos ir por ahí rompiendo los acuerdos internacionales que no nos gustan», afirmó un exalto cargo conservador al diario The Times, que no reveló su identidad.

(Le interesa: Irlanda del Norte vuelve a provocar tensiones entre Londres y Bruselas)

Otro «tory» pronosticó que incluso si la Cámara de los Comunes (baja) aprueba una legislación de esa naturaleza, el texto acabaría «triturado» en la de los Lores (Alta), que en los últimos años ha ejercido de contrapeso para frenar algunas de las propuestas más drásticas en el marco del ‘brexit’.

La propia Theresa May, la primera ministra que comenzó a negociar con Bruselas la salida británica del bloque comunitario, ha criticado la posibilidad de que Londres incumpla una parte crucial del acuerdo al que llegaron ambos lados del canal de la Mancha.

May alertó sobre «aquello que un movimiento como ese diría sobre el Reino Unido y su voluntad de cumplir los tratados».

Antes de que la ministra de Exteriores británica, Liz Truss, y el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para Relaciones Intitucionales, Maros Sefcovic, retomen el jueves la negociación sobre el Protocolo norirlandés en una conversación telefónica, han aumentado las especulaciones sobre la posibilidad de que el Gobierno británico dé nuevos pasos para suprimir las disposiciones que considera problemáticas.

Liz Truss, Ministra de Relaciones Exteriores del Reino Unido.

Foto:

JUSTIN TALLIS / POOL / AFP

El Protocolo obliga a hacer controles aduaneros entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido con el objetivo de evitar una frontera entre las dos Irlandas, tal como exigen los acuerdos de paz en la región de 1998.

Johnson, que acordó los términos del Brexit que entraron en vigor en enero de 2021, argumenta ahora que el Protocolo crea demasiadas fricciones en Irlanda del Norte y exige a Bruselas modificarlo.

La situación se ha agravado después de que el Partido Democrático Unionista (DUP) haya decidido bloquear la formación de Gobierno en la provincia británica si no se cambia el acuerdo con Bruselas.

A finales de 2020, el Gobierno británico ya llevó al Parlamento una legislación que abría la puerta a incumplir el pacto sobre Irlanda del Norte (Ley del Mercado Interno), si bien retiró algunos de los artículos más polémicos del texto tras ser rechazado por la Cámara de los Lores.

Si el Reino Unido decidiera romper unilateralmente el Protocolo norirlandés, la UE podría reactivar el proceso legal que había iniciado contra la Ley de Mercado Interno, que quedó suspendido en julio.

También podría imponer aranceles sobre productos británicos, lo que amenazaría con iniciar una guerra comercial entre ambos lados del canal, e incluso suspender por completo el Acuerdo de Comercio y Cooperación que fija los términos en los que el Reino Unido abandonó el bloque.

La advertencia de Irlanda

La República de Irlanda advirtió el miércoles que las amenazas británicas de eliminar unilateralmente los controles aduaneros posbrexit en la vecina Irlanda del Norte fueron «muy mal recibidas» en la Unión Europea, presagiando un nuevo choque entre Londres y Bruselas.

Londres parece estar preparando el terreno para el próximo anuncio de un proyecto de ley que suprimiría algunas disposiciones claves del denominado «protocolo norirlandés», negociado entre la UE y el Reino Unido en el marco del Brexit.

«No creemos que (…) los problemas restantes puedan resolverse» con medidas unilaterales, afirmó el ministro irlandés de Relaciones Exteriores, Simon Coveney.

Debe hacerse «mediante la cooperación», el «diálogo» y «trabajando juntos de una forma que permita avanzar a ambas partes», agregó durante una visita a Belfast, capital de esa región británica.

Clear and true. pic.twitter.com/JShx8FGrmY

— Simon Coveney (@simoncoveney)

May 10, 2022

El protocolo, destinado a evitar una nueva frontera física en la isla que amenace la frágil paz concluida en 1998 tras tres décadas de sangriento conflicto, al tiempo que protege la integridad del mercado único europeo, es considerado por los unionistas norirlandeses como una amenaza a su lugar en el seno del Reino Unido.

El partido republicano Sinn Fein, exbrazo político del grupo armado IRA, ganó las elecciones regionales la semana pasada por primera vez desde la partición de la isla hace un siglo.

Pero los unionistas del DUP -con quienes deben compartir el poder en virtud del acuerdo de paz- se niegan a formar un nuevo ejecutivo mientras el protocolo no sea modificado.

«La Comisión ha mostrado voluntad de llegar a un compromiso y quiere que las actuales discusiones técnicas proporcionen soluciones y un terreno de entendimiento», afirmó Coveney.

Pero «vemos que Londres» se dirige «hacia una violación del derecho internacional» con la eliminación de partes de un tratado internacional firmado por ambas partes, insistió.

Su homóloga británica, Liz Truss, afirmó el martes en un comunicado que las propuestas europeas para modificar el protocolo «no han abordado los problemas reales de Irlanda del Norte y en algunos casos han empeorado la situación».

REDACCIÓN INTERNACIONAL
*Con información de EFE y AFP

Más noticias del mundo

– Francia abre nueva investigación por torturas al presidente de la Interpol
– Crisis en Ecuador: hubo nuevos desmanes en cárcel donde murieron 44 presos
– Indonesia: tobogán se desprendió y varios niños cayeron al vacío

Deja una respuesta